Carolina Pascual: “Mi plata, fruto de un trabajo exigente y a conciencia”

“Se dijo públicamente y quedó escrito en 1992 que se haría una instalación a mi nombre y no se ha hecho. No lo siento por mí, sino por los deportistas oriolanos, que habrían tenido un lugar donde entrenar y competir con calidad, y por la ciudad, que hubiera podido albergar competiciones de alto nivel”.

“Fui una niña muy perfeccionista, que lo dio todo a diario y al cien por cien. En Barcelona competí ante gimnastas que me sacaban tres y cuatro años de edad”. La oriolana concede una entrevista a Sport Vega Baja, donde rememora sus inicios deportivos y los pormenores de su duro ciclo olímpico y el ejercicio que le dio la plata en los Juegos Olímpicos de 1992.

Fue una pionera, al lograr la primera medalla olímpica en la historia de la gimnasia española con su presea de plata en la general individual de los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992, tiene además medallas en campeonatos nacionales, europeos, mundiales, Copa de Europa y Copa del Mundo y su gran trayectoria ha sido merecedora, por ejemplo, de varias distinciones, como la Orden Olímpica del Comité Olímpico Español (1992), la Medalla de Oro de la Generalidad Valenciana al Mérito Deportivo (1992) o la Medalla de Plata de la Real Orden del Mérito Deportivo (1994). Hablamos de Carolina Pascual Gracia (Orihuela 1976). Sport Vega Baja la ha localizado en Madrid para hablar de su día a día y sus inicios, así como para rememorar aquella gesta que fue la plata olímpica, que cumplirá treinta años el próximo el 8 de agosto.

1. ¿Qué es de Carolina en estos momentos?

Vivo en Madrid desde hace 14 años. Estoy trabajando en gimnasios y llevo una escuela de rítmica. Esa es mi vida. Desde que me retiré con 17 años siempre he estado vinculada con el deporte, preparando equipos por toda la Comunidad de Madrid. También trabajo para algunas selecciones de otros países y he hecho campañas educativas por los colegios madrileños, contando mi vida y mis experiencias de deportista de élite desde los inicios a alcanzar los más alto y a la par contando la historia de los JJOO.

2. Aquella plata olímpica fue sonadísima, pese a ser la gimnasia rítmica un deporte minoritario…

Ser la primera medallista olímpica española fue y es un honor. Echando hoy la vista atrás resultó muy duro. Aquello fue fruto de un trabajo muy exigente, muy bien hecho y a conciencia. Como decía mi entrenadora Emilia Boneva en el equipo nacional, fui una niña que lo dio todo a diario y al cien por cien. Yo era una niña gimnasta muy perfeccionista y trabajaba día a día como si cada entrenamiento fuera una competición. Mi lema era que, si estaba haciendo gimnasia, tenía que hacerlo lo mejor posible para mi equipo, para mi país, para mi entrenadora y para mí. Me siento satisfecha de aquel trabajo, porque al final tuvo como premio la medalla en unos JJOO.

3. Viendo repetidamente el ejercicio con el que conseguiste la plata, llama la atención es la seguridad con la que lo ejecutabas, pese a ser un momento tan trascendente. Era la final…

Tú lo has dicho. Era un minuto y medio y en cada segundo del ejercicio había un riesgo que podía suponer cometer un error, lo que me quitaba la medalla. Recuerdo ir paso a paso y con firmeza, pero también siendo consciente de que cualquier fallo me quitaba la medalla. Estoy ahora mismo hablando contigo, lo estoy recordando y se me están poniendo los pelos de punta. Hay que tener una concentración y una templanza para decir no voy a cometer ningún fallo, pese a haber momentos donde había que lanzar el aparato a 25 metros de altura y luego recogerlo.

IMG-20200506-WA0005

4. Por cierto, también fue muy comentado el momento en que la tercera no te saludó en el podio durante la entrega de medallas…

Sí, así fue. Oksana Skaldina pasó de mí y solo fue a saludar a Timoschenko, que logró el oro. Me dio la espalda y se subió al tercer lugar del podio sin saludarme. Luego me hizo varios feos. Todas esas faltas de respeto hacia las rivales ahora están castigadas.

5. Tu plata está más revalorizada ante la competencia de las exsoviéticas, agrupadas en el Equipo Unificado, búlgaras, rumanas y demás países del Este europeo…

Desde luego. Pero hay además otro detalle. Mis rivales eran de categoría sénior varios años, porque ya tenían 19 y 20 años, mientras yo acababa de salir de júnior. Cumplí los 16 años a finales de junio de aquel año. Mis rivales tenían, por tanto, muchas más experiencia y rodaje competitivo que yo.

6. Hablemos ahora de los orígenes. ¿Como descubres la rítmica en una época donde no había tradición alguna en Orihuela?

En Orihuela, la gimnasia rítmica no estaba al alcance de nadie en los años ochenta, porque no se practicaba. Todo comenzó cuando mi madre con 4 años me llevó a la academia de danza de María Victoria Martínez en Orihuela. Mis primeros pasos fueron esos. Luego Vicky le dijo a mi madre que yo necesitaba un poco más. Mi madre buscó entonces dónde poder llevarme para poder hacer gimnasia y empezó a llevarme y a traerme a Alicante todos los días. Yo tenía siete años y entrenaba varias horas. Pero las carreteras no son las de ahora y era muy duro hacer ese viaje a diario, invirtiendo dos horas entre ida y vuelta. Era un ritmo duro para una niña tan pequeña que estaba además estudiando. Eso hizo irnos a Murcia para seguir haciendo gimnasia primero en el colegio Nelva y luego con la escuela de competición murciana.

7. Tú ya habrías visto este deporte por televisión…

Desde pequeña siempre me recuerdo haciendo piruetas y acrobacias, y lo poco que veía de gimnasia en TV me enamoraba y me dejaba boquiabierta.

8. Llegaste a la élite muy pronto…

Sí, de Murcia ya pasé al Club Atlético Montemar con Rosa Menor de entrenadora. Luego me fui a Madrid con 13 años y pronto llegó mi primera presencia en un campeonato de España. El primero fue en Palma de Mallorca. Tenía ocho años.

9. ¿Y a nivel internacional?

Con 13 años ya hice mi primer europeo, donde fui la única española en las finales de pelota y cinta. Hice sexta de Europa. Yo era una niña que competía muy bien.

IMG-20200506-WA0006

10. También competías a nivel de conjuntos…

Sí, de hecho fui campeona de España en primera categoría. Lo normal era trabajar la temporada de individual de enero a junio y luego la de conjuntos en la segunda mitad del año.

11. ¿Qué otros títulos destacas en tu carrera?

Tengo que decir que tengo medallas en todas las competiciones: mundiales, europeos, copas del mundo y de Europa, nacionales y la olímpica. Tengo un bronce por equipos en el campeonato de Europa de 1990, un bronce por equipos en el campeonato del mundo de 1991, un bronce por equipos en el campeonato de Europa de 1992, un bronce en la general y plata y bronce en mazas y cinta en la Copa de Europa de 1993 y una plata en mazas en el campeonato del mundo de ese mismo año.

12. Te retiraste muy pronto. ¿En qué momento decides hacerlo y por qué?

El ciclo olímpico fue realmente duro. Dejé los estudios durante cuatro años y trabajamos con gran intensidad. Fueron muchas horas de entrenamiento y sacrificio. Se juntaron muchos factores, entre ellos algunas lesiones, y opté por la retirada. Tenía 17 años y tenía ganas de estudiar y empezar a trabajar para transmitir mis conocimientos a las niñas. Luego me quisieron llamar para los JJOO de Atlanta, pero yo no estaba preparada.

13. Y enseguida empezaste a entrenar. Recordamos tus inicios en el Gimnasio González en Orihuela.

Sí, empecé a entrenar niñas en el Gimnasio González con 18 años en el año 1994 y empezaron a salir gimnastas. Luego entrenábamos en el salón de actos del Oratorio Festivo. Al final, se creó la escuela municipal de rítmica en Orihuela y pasamos a entrenar en el pabellón Bernardo Ruiz. En apenas dos años ya formé a niñas que se clasificaron para nacionales y lograron algunas medallas. Entre ellas, la posteriormente olímpica Isabel Pagán. He formado a muchas niñas que están ahora mismo trabajando en la rítmica en toda la Vega Baja como profesoras. He difundido el amor por este deporte. Creo que he cumplido y no me arrepiento casi de nada.

14. ¿Mucha decepción que el Ayuntamiento de Orihuela dejara de contar contigo para dirigir la escuela?

Bueno, hubo un cambio de pensamientos y decidieron cambiarme, cuando yo había sido la iniciadora y la que formó a las primeras gimnastas que empezaron a dar nombre en la rítmica a la ciudad de Orihuela y a su escuela municipal.

IMG-20200506-WA0004

15. Luego empezó un peregrinar tuyo por toda la Vega Baja…

De Orihuela pasé por escuelas y clubes de Rojales, Callosa, Cox, Benferri, Beniel, Bigastro, Albatera… Después me fui al CA Montemar a Alicante.

16. ¿Y en qué momento decidiste a Madrid?

En el Montemar hubo cambios de presidente y no caía en gracia, cuando tenía conmigo a cientos de niñas. Así que me quedé sin opciones de trabajar aquí y por eso me marché a Madrid, donde me aceptaron con los brazos abiertos y encantada.

17. ¿Ha cambiado mucho la rítmica de tu época a la actual?

Sí, pero porque el tiempo pasa y todo evoluciona.

18. ¿Vienes mucho por Orihuela?

No, muy poco. Trabajo todo el año. Suelo estar una semana en Navidad con mi familia y en verano unas tres semanas.

19. ¿Consideras que Orihuela se ha portado mal contigo?

Yo solo puedo decir que yo sí que me he portado bien y tengo la conciencia tranquila.

20. Aquí, cuando tu plata olímpica, hace treinta años, se te prometió una nueva instalación deportiva a tu nombre y aún no la hay. Tampoco a ninguna de las existentes se la ha puesto tu nombre…

Pues se dijo públicamente y quedó escrito en el libro de honor del Ayuntamiento, pero no se ha hecho. Más que porque llevara mi nombre, lo mejor de haber hecho una instalación nueva es que los deportistas oriolanos habrían tenidos todos estos años atrás una instalación deportiva para entrenar y competir con calidad y que hubiera podido albergar competiciones de alto nivel. Pero no se ha hecho nada. Lo ideal sería haber una instalación en el centro de la ciudad para categorías inferiores y otra en las afueras para equipos y deportistas con más horas de trabajo y competición. Puede ser que algún día hagan esta instalación.

IMG-20200506-WA0003

21. Al menos eres ‘Hija predilecta’

Sí, me dieron ese nombramiento. Es una distinción que me enorgullecve y agradezco mucho. 

22. También tienes una calle en Orihuela y una placeta en la pedanía de Correntías.

No tuve en su momento información de que se me dedicara la calle, con lo que me hubiera gustado estar en esa inauguración. Pese a todo, quiero a Orihuela. Es mi ciudad natal.

(Fotos de Carmen Juncal y cedidas por Carolina Pascual)

Modificado por última vez en Sábado, 23 Julio 2022 14:29
Valora este artículo
(0 votos)
Visto 611 veces

¿Nos sigues en Facebook?

Sport Vega Baja

Esta es una web deportiva propiedad de Antonio Peñalver García.

Para contactar llama al 622 915 328

o si lo prefieres envíanos un email a

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Web Analytics